Conoce la financiación alternativa

By Comunicacion Crowdcube | Emprendedores

Nov 21
Financiación Alternativa

Para entender qué es la financiación alternativa lo primero que debemos saber es de dónde proceden los recursos que permiten poner en marcha un proyecto. Tradicionalmente, el dinero llega a través de créditos o préstamos concedidos por los bancos. A partir del año 2007, con la aparición de la crisis económica, las entidades bancarias redujeron el crédito y muchas empresas, sobre todo las más pequeñas, han tenido que buscar inversión en otros actores.

¿De qué se trata pues? De unir a inversores privados con empresas que necesitan liquidez para lanzar su negocio. El desarrollo tecnológico facilita y agiliza el proceso y promueve la aparición de diversos modelos como crowdfunding, el crowdlending o el equity crowdfunding.

Según un estudio de la Universidad de Cambridge relativo a la financiación alternativa en Europa en el año 2015, España se sitúa en el quinto lugar en relación al volumen total financiado por sus plataformas: 103 millones de euros desde el 2013. Algunos modelos no han crecido desde entonces pero otros, como en el caso del crowdequity sí han mejorado en este tiempo. Es importante recalcar además, que han aparecido nuevas formas de negocio y que, por lo tanto, la financiación alternativa está en expansión en nuestro país.

ALGUNAS FORMAS DE FINANCIACIÓN ALTERNATIVA

Crowdfunding

También conocido como micromecenazgo o financiación colectiva. Aunque siempre ha estado relacionado con proyectos culturales o sociales, lo cierto es que es una fórmula apta para otro tipo de iniciativas: desde ayudas a startups a proyectos de investigación.

¿En qué consiste? Los interesados invierten su dinero a través de plataformas online a cambio de alguna compensación (esta dependerá de la cantidad donada y de los términos establecidos en el acuerdo). El conjunto de todas las aportaciones da como resultado que se consiga el capital suficiente para que el proyecto salga adelante. Goteo o Verkami son dos ejemplos.

Equity crowdfunding (Crowdinvesting o Crowdfunding de inversión)

En este modelo los inversores financian con su dinero una empresa, adquiriendo participaciones, rentas o acciones de la misma. Los beneficios que obtengan dependerán del éxito de la misma.  Aunque conlleva riesgo, este se minimiza por la posibilidad que tiene la persona interesada de acceder a todo tipo de información sobre la empresa que desea apoyar con su dinero. Dicho de otro modo, no invierte a ciegas.

¿Cómo funciona?

  • La inversión se hace a través de una plataforma.
  • El usuario busca en ella la empresa que más le interese (según su mercado potencial, el producto o servicio que venda o los beneficios que ofrezca en el futuro).
  • Tras indicar la cantidad que va a aportar, el inversor recibirá la documentación legal para su revisión.
  • Si se ajusta a sus intereses, se ordena la transferencia del dinero a la cuenta de destino. Después, un notario validará la ampliación de capital de la empresa.
  • Finalmente, los interesados quedan inscritos en el libro de socios de la empresa y reciben un certificado de inversión.

Incentivos fiscales. Entre las ventajas de este tipo de financiación están las deducciones fiscales por invertir en empresas de reciente creación (las que han sido fundadas durante los tres años anteriores). Crowdcube ha editado una guía en la que se recogen los beneficios que tiene a nivel fiscal  la inversión en startups.

Crowdlending

En este caso, los préstamos se hacen a una empresa o a un particular y luego son devueltos junto al tipo de interés que se acuerde entre los interesados. Es el tipo de financiación que más se parece a la tradicional realizada por un banco. Existen dos modalidades:

  • Crowdlending P2P, que son préstamos entre particulares
  • Crowdlending P2B, cuando el beneficiario es una empresa

De vuelta al estudio de la Universidad de Cambridge sobre la financiación alternativa, el préstamo medio solicitado por las empresas nacionales a las plataformas de crowdlending es de 24.686 mil euros y se cubre con una media de 85 inversores. Es una opción muy buena tanto para las empresas que no poseen capital físico como para los inversores, ya que a través de este modelo pueden invertir en un gran número de negocios diversificando así el riesgo.

Diferencias y similitudes entre Crowdlending y Crowdfunding equity

De los tres modos de financiación alternativa vistos, el Crowdlending y el Crowdfunding Equity son los que más se parecen entre sí, de ahí que sea conveniente exponer qué los diferencia.

Si hablamos en términos de riesgo, en el caso del Crowdfunding Equity este es algo mayor ya que se suele invertir en empresas de nueva creación o startups. Los beneficios dependen del éxito de la misma y este puede tardar en llegar (una media de cinco años).

En cuanto a los beneficios, en el Crowdlending están relacionados con el tipo de interés y por lo tanto se conocen en el momento en el que las partes firman el acuerdo. En el Crowdinvesting el retorno es a largo o medio plazo.  Es un modelo parecido a la inversión tradicional pero con las  ventajas y la flexibilidad que ofrece el crowdfunding.

VENTAJAS DE LA FINANCIACIÓN ALTERNATIVA FRENTE A LA TRADICIONAL

  • Facilidad de acceso a la financiación. El avance de las nuevas tecnologías ha permitido la expansión de las plataformas en las que se pone en contacto a los inversores con aquellas empresas que necesitan capital para desarrollarse.
  • Rapidez. Los trámites son más ágiles lo que supone un ahorro de tiempo tanto para el inversor como para el beneficiario.
  • Diversificación. El acceso al mundo financiero se ha democratizado y expandido a otros grupos. Gracias a la financiación alternativa y dependiendo del modelo a elegir, con poco dinero se puede participar en proyectos beneficiosos a nivel económico o social.
  • No es necesario contratar productos adicionales, tal y como sucede en el caso de que el banco te conceda un préstamo para financiar tu proyecto.

DESVENTAJAS DE LA FINANCIACIÓN ALTERNATIVA FRENTE A LA TRADICIONAL

  • El riesgo es mayor: las empresas de financiación alternativa prometen un rendimiento mayor de las inversiones, pero esto trae consigo un aumento del riesgo. Algunas empresas afirman que existe el peligro de perder una parte o la totalidad del capital que se ha invertido. Pero no siempre es así. Algunas empresas se aseguran de que el riesgo sea mínimo.
  • La regulación es incompleta al ser el mundo de la financiación alternativa relativamente nuevo. Este hecho trae consigo que aumenten las probabilidades de fraude. En cualquier caso, lanzamos un mensaje de tranquilidad, ya que raramente sucede.

¿Has participado con tu dinero en la financiación de alguna empresa de nueva creación? ¿Has visto sus ventajas con respecto a la tradicional?.

Artículo escrito por María Marqués.

Leave a Comment:

Leave a Comment: